El titular de la SEP, Emilio Chauyffet, dijo que los gobernadores son responsables de aplicar la nueva Ley del Servicio Profesional Docente. 

chuayffett

Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública del Gobierno Federal, compareció el día de ayer ante las comisiones unidas de Educación Pública y Servicios Educativos y de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados. Durante esta comparecencia el funcionario dijo que las normas no son negociables y afirmó que los gobiernos de los estados están obligados a hacer cumplir las leyes vigentes en materia educativa, refiriéndose a los integrantes de la CNTE.

Sin embargo, el secretario de Educación se negó a responder a los cuestionamientos sobre si habrá despidos masivos contra los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que permanecen en las calles de distintas entidades del país y se niegan a ser evaluados. Tampoco dijo si habrá represalias contra los docentes que acumulan diez faltas consecutivas desde el día que entró en vigor la nueva Ley Docente.

También aclaró que la dependencia a su cargo no controla la nómina magisterial. “El personal que falta a clases, usted lo dijo perfectamente, está ubicado en el 76 de la ley; nada más que la Secretaría ni tiene la nómina ni administra los recursos ni pasa lista a los maestros, eso lo hacen las autoridades educativas locales. Por eso dije que las autoridades educativas locales  tienen la obligación de hacer cumplir esta disposición”, respondió el funcionario a pregunta expresa del diputado Alfonso Robledo Leal, del PAN, quien le preguntó si ya tenía identificado al personal que puede ser separado de su plaza por faltas acumuladas.

En sus intervenciones, diputados del PRI y del Verde externaron su respaldo al gobierno y al secretario de Educación en la operación de la Ley e insistieron en que ésta tomó en cuenta los reclamos del magisterio.

Por el contrario, los diputados del PRD, Movimiento Ciudadano y Partido del Trabajo reinvindicaron las movilizaciones de la CNTE como una defensa de sus derechos laborales  y convocaron al titular de la SEP a dar atención a sus demandas.

En respuesta a estos cuestionamientos, el Secretario de Educación Pública defendió el derecho de los niños a ser educados, al tiempo que reprochó a quienes están más preocupados en defender los derechos laborales de los maestros que protestan en las calles.

Cabe destacar que al mismo tiempo de que el funcionario advertía que “la Reforma Educativa no es negociable”, alrededor de siete mil maestros se manifestaban afuera de la residencia oficial de Los Pinos y en otras entidades.