Seleccionar página

Esta semana, compartiré contigo, estimado lector de Urban 360, la biografía de un importante científico mexicano. Aunque existe una calle con su nombre en la Colonia Del Valle aquí en la Ciudad de México, desafortunadamente, al igual que muchos otros hombres de ciencia mexicanos, es totalmente desconocido, a pesar de haber aportado grandes conocimientos a la ciencia de México y el mundo.

José Ignacio Bartolache. Médico, científico y escritor mexicano. Nació en Guanajuato en 1739. Estudiante en el Colegio de San Ildefonso y del Seminario Tridentino, fue maestro rural en Mazatepec, donde Joaquín Velázquez de León, notando sus habilidades lo animó a estudiar medicina y matemáticas. Se dedicó a estudiar diversos temas de las ciencias naturales. Durante los años de 1769 a 1771 se dedicó junto con Antonio Alzate y Joaquín Velázquez de León a observar cuerpos celestes. Publicó un libro sobre matemáticas llamado: Lecciones de Matemáticas (1769) en el que defiende intensamente las ideas de Descartes en contra del pensamiento de la época.

Se atribuye a Bartolache la publicación en 1772 de la Primera Publicación Periódica de toda la Nueva España dedicada a la Medicina. Se llamaba “Mercurio volante” con noticias importantes y curiosas sobre varios asuntos de física y medicina”.

En 1774 inventó unas pastillas férricas que se tomaban por vía oral para prevenir enfermedades como la anemia.

Colaboró activamente en la epidemia de viruela que asoló México durante 1779. Fruto de sus experiencias durante estos años, publicó una obra fundamental a este respecto llamada: “Instrucción que puede servir para que se cure a los enfermos de las viruelas epidémicas que ahora se padecen en México desde fines del estío en el año corriente de 1779”. Además de estos libros, también publicó un libro llamado “Noticias posibles para sanos y enfermos” del cual también existió una versión en lengua náhuatl llamada Netemachtilztli.

Bartolache es al igual que muchos otros mexicanos, un científico ejemplar, ya que gracias a su ingenio e inteligencia logró llegar a lo más alto del conocimiento de su época.

Hago notar estimado lector, que a pesar de ser considerado uno de los científicos más importantes de su época, me fue imposible encontrar imagen alguna de él.

Paradójicamente, sobre futbolistas, actores, políticos o simples payasos, tenemos imágenes por miles. ¿No es esto una verdadera lástima?

Te invito a contribuir al conocimiento de este personaje, dedicando algunos de tus ratos libres a conocer más de él. Quién dice que no puedas encontrar por allí, perdida en algún lado, una imagen de este ilustre mexicano y puedas compartirla conmigo y con los lectores de Urban 360.

¡Hasta la próxima!

Agradecemos la colaboración de Biol. Julio Veda Tapia Lozano, profesor del Irish Institute de México.

bioljuliotapia@yahoo.com.mx