Los mutaween son la policía religiosa de Arabia Saudita.

Dicen que la belleza puede ser un verdadero castigo para algunas personas, y tres hombres son prueba de ello, ya que fueron deportados de Arabia Saudita al considerarlos demasiado guapos para quedarse.

La policía religiosa de Arabia Saudita (mutaween) decidió deportar a estos tres hombres de los Emiratos Árabes Unidos y así evitar el riesgo de que las mujeres cayeran rendidas ante ellos olvidando su moral.

Los sujetos eran delegados culturales y se encontraban disfrutando el “Jenadrivah Heritage & Cultural Festival”, en Riyadh, cuando de repente miembros de la mutaween irrumpieron en uno de los pabellones y los sacaron.

Un oficial de la policía religiosa (mutaween), explicó que los hombres habían sido deportados a su país de origen pues la Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención de Vicios, los consideraba “demasiado guapos” y existía el riesgo de que las mujeres podían caer rendidas ante sus encantos.