Seleccionar página

Los grandes asteroides son una amenaza cada vez mayor para la Tierra, por lo que habrá que invertir más en el estudio de estos cuerpos celestes, que hasta ahora no estaban en el centro de las investigaciones espaciales, afirmó hoy el científico ruso Yuri Záitsev.

“Los asteroides nunca ocuparon un lugar central en la astronomía ni en las investigaciones espaciales”, dijo Záitsev, miembro de la Academia de Ingeniería de Rusia, en una entrevista con la agencia Interfax.

Agregó que esto se debe a que se consideraban ínfimas las probabilidades de que un asteroide chocase con la Tierra y, por tanto, no tenía sentido invertir enormes recursos en neutralizar una amenaza tan improbable.

“Creo que después de lo que ocurrió en Cheliábinsk este enfoque será revisado. Si el bólido de Cheliábinsk hubiese estallado más cerca de la ciudad, el desastre en la central nuclear de Chernóbil no nos parecería tan grave”, indicó Záitsev.

El académico se refería al meteoroide que el pasado 15 de febrero se desintegró en la atmósfera y provocó una lluvia de meteoritos junto a esa ciudad rusa en los montes Urales, dejando heridas a más de un millar de personas, la mayoría por la rotura de cristales.