Seleccionar página

La ciudad de Zacatecas es una legendaria urbe platera que ofrece un verdadero recorrido por la historia nacional.

el eden 3

Desde sus orígenes en el siglo XVI, cuando era un importante centro minero, Zacatecas fue valorada por sus vetas de plata y otros minerales. Algunas de sus minas han sido adaptadas para ofrecer visitas guiadas, como es el caso de El Edén, que se extiende por debajo de la ciudad y en la cual se pueden apreciar bellas formaciones rocosas, minerales de colores y la maquinaria antaño usada por los mineros.

Es un lugar que supera cualquier expectativa y debe admirarse tanto por fuera como por dentro. Para ser testigo de esto, es necesario visitar la Mina el Edén cuya historia comienza aproximadamente apenas 40 años después de la fundación de la ciudad en 1546.

La época de mayor auge de esta mina fue durante los siglos XVII y XVIII en la que la producción se basaba en plata y oro principalmente.

Debido a las inundaciones en sus túneles y a la cercanía con la ciudad, en 1960 finalizó su explotación y tiempo después fue ambientada para el turismo, siendo la mina más visitada del país por turistas nacionales y extranjeros.

el eden 2

La Mina el Edén abrió sus puertas el 1 de enero de 1975, ofreciendo un recorrido por su interior. Se acondicionó con puentes colgantes, escaleras, miradores, un tren de acceso, escenificaciones de la actividad minera en Zacatecas e iluminación especial, al igual que un museo de piedras y minerales que exhibe una preciosa colección de minerales de la región.

No podían faltar las entretenidas leyendas y mitos narrados por los expertos guías, así como la increíble y novedosa discoteca “El Malacate”, equipada con tecnología de punta y ubicada en la bóveda donde se llevaba a cabo la molienda de los minerales. A ésta se tiene acceso abordando un pequeño tren por el socavón La Esperanza a través de un túnel de 600 metros.

Acorde con el nuevo siglo, fue remodelada de manera integral en 2004, con un impresionante trabajo artístico y museográfico a cargo del maestro Alfonso López Monreal.