Seleccionar página

Cuarenta gouaches del año 1996 son el centro de la exhibición Música de un origen desconocido de Sigmar Polke. Los papeles permiten echar un vistazo a una obra que pertenece a las más trascendentales de la posguerra alemana y que toma una postura singular en la industria del arte contemporáneo.

sigmar2

El Museo de Arte Moderno recibe por primera vez una exposición individual de Sigmar Polke (Oels, Silesia, Alemania, actualmente Polonia, 1941-Colonia, Alemania, 2010), uno de los más destacados artistas de la posguerra en Europa. Su trabajo, siempre crítico y reflexivo, revela en esta muestra una visión irónica sobre nuestra percepción del mundo contemporáneo y ultramediatizado.

En esta serie, integrada por 40 gouaches de 70 x 100 centímetros realizados en 1996, el creador aprovechó la sustancia acuosa de la técnica para hacer del goteo y el flujo de pintura el tema mismo de la obra. Las piezas tienen títulos absurdos que detonan el sentido/sinsentido de aquello que representan y les confiere un acento poético o anarquizante, otro elemento paradigmático del quehacer de Polke.

Esta exhibición, que albergará el MAM hasta el 21 de mayo, revela un momento culminante en la trayectoria de este artista capital en la escena contemporánea y alumno de Joseph Beuys en la Kunstakademie Düsseldorf, donde fundó, junto con su condiscípulo Gerhard Richter, la tendencia del “realismo capitalista”, un antiestilo derivado del pop y contrapunto occidental y consumista del realismo socialista soviético.

Desde principios de la década de los sesenta, Polke centró su labor en la compleja relación entre la imagen, los medios de comunicación y la realidad cotidiana. Cautivado por la experimentación con los materiales, en sus obras combinó pintura, foto y productos caseros (lacas, impresiones digitales), además de capas superpuestas de pigmentos y veladuras transparentes.

Gestualidad rabiosa, tono irónico, relectura irreverente de los clásicos y técnica desenfadada y, sin embargo, refinada son los estandartes de Polke, mismos que lo han identificado con la estética de la posmodernidad y que lo convirtieron además en un paradigma para las generaciones de pintores y escultores mexicanos de los años ochenta, presentes en la colección del MAM.

La muestra fue presentada recientemente en el Museo Amparo de Puebla, y al término de su exhibición en el MAM viajará al Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca.

 

Lugar: Museo de Arte Moderno – MAM

Dirección: Paseo de la Reforma, esquina con Gandhi, Col. Polanco, C.P. 11560, Deleg. Miguel Hidalgo, Ciudad de México.

Horario: De martes a domingo, 10:30 – 17:30 hrs.

Costo: $60.00

Entrada libre con credencial de estudiante e INAPAM, domingos entrada libre.