Seleccionar página

En la película de 2004, “Yo, Robot“, protagonizada por el famoso actor Will Smith, una rebelión de robots se alza con el poder y busca destruir a la raza humana.

muerte por robot

Y así, como sacado de este mencionado filme, el estadounidense William Holbrook denunció formalmente el pasado 7 de marzo que su esposa fue asesinada por un robot defectuoso en 2015, informó Quartz Media.

Oficialmente, la denuncia es “muerte por negligencia” y no es en contra de la empresa en la que trabajaba su mujer, Wanda Holbrook, o algún colega; es en contra de las empresas responsables del diseño y producción de los robots que funcionan en el lugar de trabajo.

Pero, ¿cómo sucedió esto? Un día, al igual que otros de sus 12 años de rutina, Wanda Holbrook trabajaba como técnica de mantenimiento en la empresa de piezas de vehículos Ventra Ironia Main. Sin embargo, durante su turno, algo que nunca se habría imaginado sucedió.

Holbrook trabajaba en una de las 6 secciones que la fábrica mantiene. En ellas hay robots que trabajan constantemente y que están programados para no cambiarse de sección, pero ese día uno de ellos pasó de una sección a otra y agarró de la cabeza a Holbrook para luego aplastarla contra la línea de montaje.

William, el marido de Holbrook, explica en la denuncia que “Wanda sufrió una muerte terrible y dolorosa. Ese robot nunca debió entrar en esa sección. Hubo un fallo de programación y de los sistemas de seguridad”.

Debido a situaciones como esta y muchas otras, la Unión Europea ha generado un proyecto legislativo para incluir un botón de autodestrucción en todos los robots que funcionan en Europa. Esto, con el fin de proteger a los humanos de posibles fallas como la que pasó en el caso de Holbrook.

Por otra parte, esta muerte no es la única en su tipo de registro, aunque es una de las más llamativas recientemente. Hasta 2014, la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de Estado Unidos registraba 30 muertes en los últimos 30 años causadas por robots.

Fuente: BioBioChile