Seleccionar página

Todos hemos tenido que demostrar en algún momento mientras navegábamos por internet que no éramos un robot. Esa pequeña casilla de verificación de seguridad que obliga al usuario a escribir una frase apenas legible para probar que hay una persona detrás de la pantalla ha sido una de las cosas más molestas de internet.

Y ahora Google, que adquirió reCaptcha en 2009 y actualizó la versión en 2013 para permitir la famosa casilla “no soy un robot”, ha anunciado que eliminará ese sistema y lo reemplazará por una versión mejorada. En concreto, una invisible que deja obsoleto el sistema actual de escribir palabras o hacer clic en imágenes. Pero ¿cómo funciona? El “invisible reCAPTCHA” monitorea discretamente los patrones de navegación para determinar si un visitante del sitio web es un humano o un bot.

Muchas páginas webs han utilizado los CAPTCHAS precisamente para prevenir ataques cibernéticos, evitar que los bots sobrecarguen un site con tráfico o para la venta de entradas, como Ticketmaster. Pero la versión original de este sistema de verificación, con test con un grupo de imágenes del mismo campo semántico, frases tachadas o palabras, se había convertido en una pesadilla para muchos usuarios de la que ahora no tendrán que preocuparse, según explica un vídeo en YouTube.

A partir de ahora, la nueva versión elimina completamente el recuadro. Supervisa cómo han interactuado los usuarios hasta la fecha: cómo hicieron clic en el botón ‘enviar formulario’, cómo han movido el ratón… Así, podremos acceder a un sitio web sin ser conscientes de que hemos pasado el filtro de la IA de Google, sin detener la navegación para demostrar que no somos robots. El nuevo CAPTCHA estará disponible para todo tipo de web y navegadores, y si la IA tiene dudas mostrará un rompecabezas en pantalla para validad la autenticidad del usuario.

Fuente: 20minutos.es