Seleccionar página

En un episodio más de “Mil maneras de morir”, llega a nosotros una historia de cómo las personas pueden perder la vida en las situaciones más absurdas; sin embargo la de este japonés de 50 años no tiene nombre.

revistas porno 1

A pesar de que el internet nos da accesibilidad a una fuente casi infinita de contenido para adultos, aún existen caballeros acostumbrados a la vieja usanza de comprar revistas porno, tal como lo hacía Joji, quien murió aplastado por seis toneladas de este tipo de ediciones.

El cuerpo del fallecido se encontró pasados seis meses cuando el dueño del departamento en el que vivía, entró para encontrar respuesta a la demora en el pago del alquiler.

En un principio, el dueño no quiso llamar la atención sobre el suceso entre sus vecinos pero fue el encargado de la limpieza en revelar la muerte de Joji, al afirmar que el lugar se encontraba repleto de pornografía y que la colección de revistas superaba las seis toneladas.

Todavía no está claro si el hombre sufrió un ataque al corazón, cayendo sobre las pilas de revistas o si fue aplastado por toda la cantidad de papel que había sobre el cadáver. Lo que sí es un hecho es que la cantidad de revistas que había sobre él hubieran tapado sus gritos, en caso de no haber muerto instantáneamente.