Seleccionar página

Ironías de la vida; sin duda, los abogados se enfrentan a una serie de aprietos cuando se trata de defender a aquellos clientes que no precisamente se distinguen por su buen comportamiento y este caso no es la excepción.

pantalones fuego 2

Como si se tratara de un chiste, un abogado en Miami estaba presentando su alegato final en un caso de incendio intencional cuando de pronto sus pantalones comenzaron a quemarse.

Según testigos, Stephen Gutiérrez se encontraba en la sala del tribunal del condado de Miami-Dade defendiendo a Claudy Charles, quien fue acusado de incendiar su automóvil, pero durante sus argumentos finales, el abogado comenzó a sentir calor procedente de su bolsillo, donde tenía varias baterías de cigarrillos electrónicos.

Así, mientras argumentaba que el auto de Charles se había incendiado en forma espontánea, su pantalón parecía hacer lo mismo, espontáneamente y no a propósito.

Inmediatamente, Gutiérrez salió corriendo de la sala para ingresar a los sanitarios de la corte, donde arrojó las baterías y regresó para continuar con su ponencia donde insistió que el incidente se debió a una falla en su cigarrillo electrónico; sin embargo, este momento “surrealista” está siendo investigado, mientras que Charles fue hallado culpable de incendio intencional.