Seleccionar página

Un molar de mamut, de entre 12,500 y 15,000 años de antigüedad, fue descubierto en la Ciudad de Gómez Palacio, por investigadores de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez del Estado de Durango (FCB-UJED).

molar

El hallazgo se realizó por accidente, en la zona urbana de la ciudad cerca del lecho seco del río Nazas, cuando los investigadores realizaban una búsqueda de moluscos pleistocénicos, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Al encontrar la pieza, los investigadores de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UJED, Campus Gómez Palacio, encabezados por el biólogo José Luis Estrada y el paleobiólogo Alexander Czaja, dieron aviso al INAH para su respectivo registro y conservación.

La arqueóloga Cindy Sandoval Mora, investigadora del INAH en Durango, ha sido la encargada del proceso de recuperación del molar, el cual data del periodo Pleistoceno (aproximadamente 1.8 millones de años hasta hace 10,000 años).

Sandoval Mora detalló que aunque este es el primer hallazgo en la región de Gómez Palacio, el INAH tiene otras evidencias de fauna del Pleistoceno en el estado como huesos de mamut, gonfoterio, bisonte, caballo y camello.

Estos se han registrado en los municipios de San Juan del Río, San Pedro del Gallo, Coneto de Comonfort, Vicente Guerrero, General Simón Bolívar, Nuevo Ideal, Canatlán, Rodeo, en el barrio de Analco en la ciudad de Durango y en la comunidad de Navacoyan.

Los investigadores Estrada y Czaja explicaron que el molar proviene de gravas fluviátiles a aproximadamente 10 metros de profundidad, que posiblemente corresponden al Pleistoceno Tardío, de lo cual se deduce que la pieza tiene una antigüedad estimada de entre 12,000 y 15,000 años.

Aunque aún falta la opinión de expertos en megafauna, los investigadores presuponen, con base en sus medidas y su apariencia, que la pieza dental perteneció a un mamut. Además, afirman que la Comarca Lagunera fue un área con grandes praderas, ideales para esta especie del Pleistoceno.

Al concluir la investigación y una vez que el molar reciba tratamiento de limpieza y conservación, se estudiará la posibilidad de exhibirlo al público en el Centro Regional de Educación para la Conservación (CRECO), de la Universidad Juárez del Estado de Durango.

(ntx)