Seleccionar página

La actriz Nicole Kidman ha desvelado en una entrevista por qué aplaudía de manera extraña durante la última gala de los Óscar.

La actriz, que fue objeto de bromas por su manera de aplaudir durante la entrega de premios, desveló que el culpable fue un anillo de diamantes. Era prestado y no quería dañarlo al chocar las manos. Así lo recoge The Guardian.

“Estaba bastante apurada porque quería aplaudir. Si no lo hubiera hecho, habría sido peor. ¿A que sí? Todo el mundo se habría preguntado que por qué no estaba aplaudiendo”, comentó Kidman.

Las redes sociales fueron sede de bromas, chistes y memes por la peculiar forma de aplaudir de la intérprete australiana, que estaba nominada a mejor actriz de reparto por su papel en Lion.

Fuente: 20minutos.es