Seleccionar página

Un gato de nombre Pooh ha corrido con la suerte de encontrarse a la tecnología como aliada y al rescate de una de sus siete vidas. Recientemente, este afortunado minino, quien perdiera sus dos patas traseras en un accidente de carretera, logró recuperar sus extremidades gracias a implantes que le fueron colocados.

pooh bionic2

Pooh, quien fuera encontrado lesionado en el campo, cerca de la ciudad de Pleven en Bulgaria, fue intervenido por Vladislav Zlatinov, cirujano que perforó en lo que quedaba de sus extremidades para colocarle dos implantes, que le devolvieron la movilidad.

El felino ha logrado volver a hacer su vida de forma casi normal, sin embargo, no puede dormir fuera ni recibir restos de comida de los aldeanos del lugar, por lo que el personal de la clínica veterinaria de Sofía está en la búsqueda de un nuevo hogar para Pooh y ya ha recibido solicitudes de adopción.

poohbioni

“Estamos muy orgullosos”, dijo Zlatinov, mientras Pooh persigue a un ratón de juguete a su alrededor. “Fue todo un éxito, da esperanza a otros pacientes”. El veterinario búlgaro siguió el ejemplo del cirujano veterinario Noel Fitzpatrick, quien montó nuevas patas traseras a un gato llamado Oscar en Gran Bretaña en el año 2009.

Luego de su éxito con Pooh, el cirujano le colocó una pata biónica a un gato de ocho meses llamado Steven. La organización internacional Let´s Adopt en defensa de los derechos de los animales fue la que llevó a los dos felinos a la clínica de Sofía y también pagó por las cirugías.