Seleccionar página

El protagonista de esta historia se llama John Edwards, un youtuber muy especial.

Edwards es un irlandés de 72 años muy activo en redes sociales, que en su juventud fue adicto a las drogas y actualmente se dedica a ayudar a otros drogadictos y gente con tendencias suicidas con su proyecto Walking Free.

Ahora, con la intención de seguir ayudando a otras personas, se ha lanzado a dar consejos enterrado durante tres días en un ataúd en Belfast. Dichos consejos fueron transmitidos en vivo  al resto del mundo a través de su cuenta en Youtube, donde se hace llamar Walking Free; su perfil de Facebook y su cuenta en Skype, con el hashtag #gravechat.

De hecho, esta no es la primera ocasión en que el anciano se entierra para hacer un streaming, el verano pasado lo hizo en la ciudad de Halifax, en Inglaterra. Según ha contado a través de sus redes, esto lo hace con la intención de “llevar palabras de vida desde la tumba” a personas que están viviendo la misma situación que el vivió en su juventud. “Mi plan es hablar con ellos desde la tumba antes de que lleguen a ella para poder mostrarles esperanza”, ha declarado.