Seleccionar página

“Ayúdame a recorrer el mundo. Soy Nico”, así se presenta un mensaje que se ha viralizado rápidamente a través de WhatsApp. En él se observa el dibujo de un niño con gorra y maleta sobre una hoja de cuadrícula.

hola nico

El dibujo originalmente venía acompañado del texto: “Por si podéis reenviar. Una amiga profe está haciendo un experimento con sus alumnos de tercero de la ESO para que tomen conciencia de la rapidez con la que se difunden imágenes sin poder controlarlas”.

El mensaje se ha compartido rápidamente en las últimas horas y ha desatado algunas especulaciones, como quien cree que es un truco publicitario de la marca Adidas (la marca del maletín), o una broma solo para ver cuántos incautos caen.

Lo cierto es que su origen es mucho más transparente y obedece, tal como lo dice el texto, al experimento que una maestra madrileña y sus alumnos quisieron llevar a cabo para concienciar a los niños sobre los peligros de compartir contenido en internet.

Esmeralda Reviriego es el nombre de la profesora detrás de este proyecto, ella es docente en el Instituto Torrejón de Ardoz Las Veredillas ubicado en Madrid, España, quien declaró a los medios locales que la idea surgió en la asignatura de Geografía e Historia, donde actualmente están tratando los temas de medios de comunicación, uso del internet y la difusión de imágenes. Así, les propuso a sus alumnos hacer un dibujo y compartirlo a través de redes sociales y WhatsApp. Sus alumnos solo representaron al personaje tal como ellos son, de ahí la marca Adidas, pues es la que usa el autor del dibujo.

El primer mensaje se envió a las 11:10 horas de la mañana del pasado martes 28 de febrero, pero ni Reviriego ni sus alumnos se imaginaron la repercusión que tendría.

Reviriego cuenta que pensó que solo se compartiría localmente, sin embargo el dibujo se replicó por toda España y cruzó el océano, aterrizando en nuestro país y tal vez en varios más de América Latina.

El objetivo que persigue la profesora es concientizar a sus alumnos sobre los peligros de difundir imágenes en internet y la rapidez con que se pueden viralizar. Ahora, llevará a cabo una clase para analizar los resultados de este experimento social, el cual a todas luces fue un éxito y comprobó una de las tesis: tener cuidado con lo que compartimos en redes sociales, pues nuestros mensajes e imágenes pueden llegar rápidamente hasta el otro lado del mundo.

De igual forma, da cuenta de cómo conforme se van compartiendo, los mensajes se van adaptando, tropicalizando e incluso, tergiversando, pues en este caso, el mensaje original estaba escrito con formas del castellano y mencionaba el nombre de la escuela, sin embargo al llegar a nuestro país la forma de expresión había cambiado y algunos datos ya no se mencionaban.