Seleccionar página

En 1942 se popularizó una serie de experimentos realizados por el psicólogo Lawrence LeShan que tenían como objetivo comprobar la posibilidad de que un grupo de alumnos eliminara la costumbre de morderse las uñas mientras dormían.

sueno aprener

Los alumnos fueron divididos en dos grupos, al primero se le puso por las noches un fonógrafo que recitaba repetidamente la frase “las uñas de mis dedos saben mal” y el segundo grupo dormía sin el funcionamiento de este.

Después de unas semanas de experimentación, el 40 por ciento del primer grupo había dejado de morderse las uñas, mientras que ni un solo miembro del segundo grupo abandonó dicho hábito. El evento parecía confirmar que el mensaje había logrado el cometido en el inconsciente de los niños; sin embargo, nunca se comprobó si los voluntarios sometidos a estas y otras pruebas de índole similar estaban verdaderamente dormidos o no mientras tenían este bombardeo de consignas.

Con base en dichas experimentaciones es como se llegó a la creencia de que se pueden aprender cosas nuevas mientras estamos dormidos. Y es que con el sueño se pierde la autoconciencia pero el cerebro no permanece inactivo, ya que se mantiene trabajando en tareas fundamentales para conservar nuestro bienestar además de fijar los conocimientos adquiridos durante el día.

Sin embargo, pensar que la mente puede adquirir nuevos conocimientos como aprender un nuevo idioma o la lección para un examen del siguiente día es un error, y la comprobación está en las pruebas hechas en 1956 cuando la Universidad de Illinois realizó experimentos que involucraban el monitoreo de las ondas cerebrales de los sujetos involucrados en el proyecto a través de un electroencefalograma, donde solo se daban ciertas órdenes cuando descansaban al reproducirse listas de palabras.

Una vez que los sujetos experimentales despertaron, no pudieron recordar ni una sola palabra reproducida durante la noche, comprobando de esta manera que mientras estamos dormidos el cerebro ya está ocupado procesando lo que hemos aprendido durante el día como para añadirle información nueva.

Fuente: Agencia Conacyt