Seleccionar página

Un agujero negro gigante destruyó una estrella y luego se atiborró de sus restos durante aproximadamente una década, según los astrónomos. Esto es 10 veces más tiempo que cualquier episodio observado de la muerte de una estrella por un agujero negro.

agujero insacibble

Los investigadores hicieron este descubrimiento utilizando datos del Observatorio de Rayos X Chandra y el satélite Swift de la NASA, así como el XMM-Newton de la ESA.

El trío de telescopios en órbita encontró evidencias de un “evento de interrupción de mareas” (TDE), donde las fuerzas de una marea debido a la gravedad de un agujero negro pueden destruir un objeto – como una estrella – que pasa demasiado cerca. Durante un TDE, algunos de los escombros estelares se lanzan hacia fuera a altas velocidades, mientras que el resto cae hacia el agujero negro. A medida que se desplaza hacia el interior para ser ingerido por el agujero negro, el material se calienta a millones de grados y genera una llamarada de rayos X distinta.

“Hemos sido testigos de la espectacular y prolongada desaparición de una estrella.” dijo Daching Lin, de la Universidad de New Hampshire en Durham, quien dirigió el estudio. “Decenas de eventos de interrupción de las mareas se han detectado desde la década de los 90, pero ninguno permaneció brillante durante tanto tiempo como este”.

La extraordinaria y larga fase luminosa de este evento que se extiende a lo largo de diez años significa que, entre los TDEs observados, esta fue la estrella más masiva que se desgarró por completo durante uno de estos eventos o la primera donde una estrella más pequeña se desgarró por completo.

La fuente de rayos X que contiene este agujero negro alimentado a la fuerza, conocido por su nombre abreviado de XJ1500 + 0154, se encuentra en una pequeña galaxia a unos 1,800 millones de años luz de la Tierra.

Fuente: NASA