Seleccionar página

El viernes pasado Dinamarca presentó medidas para combatir el “revenge porn”, es decir, la práctica de difundir fotos o videos íntimos de la expareja sin su consentimiento a través de redes sociales o subidos a la web.

Dinamarca está proponiendo castigar esta práctica hasta con 2 años de prisión. Actualmente, este tipo de agresión era castigado con con seis meses de cárcel.

Y es que según publicó en Facebook Lars Løkke Rasmussen, el primer ministro danés, tras publicar las fotos o videos de examantes, “las víctimas quedan afectadas durante todas sus vidas“.

Según datos del gobierno, en Dinamarca el 17% de los hombres y 13% de las mujeres de 15 a 25 años tienen imágenes de ellos desnudos publicadas en internet, pero se desconoce si las fotos son subidas con su autorización o no.

Es por esto que los ministros de Justicia, de Paridad y Educación presentaron un proyecto que busca informar a las víctimas del procedimiento a seguir cuando presentan demandas, así como prevé lanzar una campaña de concientización sobre el tema en las escuelas de Dinamarca y realizar un estudio sobre la percepción por los jóvenes de los géneros, cuerpos y la sexualidad relacionada con su comportamiento en línea.