Seleccionar página

Las relaciones y las tensiones entre color e historia, percepción y materialidad, imágen y pintura, son la materia de la singular serie pictórica que Yishai Jusidman ha dedicado al problema por demás espinoso de la visualidad del Holocausto.

azul prusia

Hay colores cuyas implicaciones de orden histórico rebasan toda posible simbología, o la variable percepción de su energía óptica y potencial formal. El azul de Prusia fue uno de los primeros pigmentos desarrollados artificialmente, descubierto accidentalmente por el químico Heinrich Diesbach en Berlín en 1704, y del mismo modo uno de los primeros pigmentos artificiales incorporados a la pintura europea.

Más allá de la identidad de su nombre, es un color que atraviesa la historia de Alemania. El azul de Prusia ha quedado ligado al exterminio de los judíos en Europa, y es que el pesticida que los nazis emplearon en las cámaras de gas en campos de concentración y exterminio, el Zyklon B, o ácido cianhídrico o prúsico, es un compuesto cercano químicamente al azul de Prusia.

Uno de los principales debates acerca de la dimensión del genocidio ha girado en torno a la evidencia de residuos de azules en algunas instalaciones de campos de exterminio. A pesar de que estas huellas no comprueban por sí mismas el genocidio —pues tan solo son indicios circunstanciales del uso del pesticida, ya sea como desinfectante o como medio de ejecución — es indudable que el color azul de Prusia despliega, a efecto de su insólito legado, un potente significado testimonial que entreteje violencia estatal, desarrollo tecnológico, y producción estética.

Jusidman ha revisado imágenes fotográficas de los campos de concentración y las cámaras de gas para pintarlas precisamente con color azul Prusia. Este trabajo está hecho para provocar una aproximación emotiva a la historia, tanto como a la pintura misma.

Además de indagar la memoria visual del Holocausto, y explorar los límites éticos de su representación, las pinturas de Jusidman no hacen únicamente énfasis en la arquitectura, sino también en el entorno de un paisaje filtrado, por igual, por la emoción del romanticismo y la barbarie de la guerra y el exterminio.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 12 de febrero de 2017.

 

Lugar: Museo Universitario Arte Contemporáneo – MUAC

Dirección: Av. Insurgentes Sur 3000, Col. Universidad Nacional Autónoma de México, C.P. 4510, Deleg. Coyoacán, Ciudad de México.

Horario: Miércoles, viernes y domingo, 10:00 – 18:00 hrs. Jueves y sábado, 10:00 – 20:00 hrs.

Costo: $40.00 admisión general de jueves a sábado, 50% de descuento, estudiantes, maestros, INAPAM; UNAM y jubilados. $20.00 admisión general miércoles y domingo.