Seleccionar página

Científicos encontraron proteínas -conservadas aproximadamente 195 millones de años- en el interior de un hueso de dinosaurio, lo cual proporcionará nueva información sobre la biología los grandes reptiles y su evolución.

prothuesodino

El descubrimiento hecho por investigadores taiwaneses supera a la evidencia más antigua de proteínas de dinosaurios que se tenía hasta ahora, la cual data de hace unos 80 millones de años y fue encontrada por paleontólogos estadounidenses.

La proteína preservada fue hallada dentro de los canales vasculares de un hueso de costilla de un dinosaurio sauropodomorph, vertebrado terrestre que habría vivido hace alrededor de 195 millones de años, sostienen los científicos.

El equipo utilizó radiación infrarroja y encontró bandas características de amida A y B, amida I, II y III de colágeno, así como partículas de hematites en el interior de los canales vasculares mediante microscopía confocal.

“Proponemos que estas partículas probablemente tuvieron un papel crucial en la preservación de las proteínas, a partir de la hemoglobina y otras ricas en hierro de la sangre original de ese dinosaurio del periodo Jurásico temprano”, afirman los científicos.

Las proteínas rara vez se conservan durante el proceso de fosilización, ya que huesos y dientes se transforman poco a poco en “roca”.

En un articulo publicado en la revista especializada Nature, los investigadores dicen que esperan a ser capaces de entender más de cerca la biología de estos animales pues cuanto más sepamos acerca de sus tejidos blandos, más sabremos sobre ellos.

“En realidad estamos buscando en la preservación de los materiales originales que estaban en el organismo vivo más que una impresión de los tejidos blandos que estaban allí”, añaden.

(ntx)