Seleccionar página

El popular diseñador francés Philippe Starck, creador del reciente Xiaomi Mi Mix, entre otros dispositivos, ha imaginado Alo, un sorprendente smartphone futurista que parece sacado de una película de ciencia ficción.

Plateado, de formas estilizadas y con un diseño curvilíneo, Alo no posee pantalla, se controla mediante comandos de voz y muestra los mensajes, vídeos y fotografías mediante proyección holográfica.

En realidad, este concepto fue lanzado originalmente hace más de 20 años, en 1995, y llegó incluso a exhibirse en la IFA de Berlín, pero la tecnología todavía no era lo suficientemente avanzada como para hacerlo realidad y quedó guardado en un cajón.

Ahora, con el mercado de la telefonía móvil muchísimo más avanzado, Starck ha retomado la idea y, junto al diseñador Jerome Olivet, ha mostrado al mundo el nuevo Alo, que podría acabar convertido en un prototipo gracias a la colaboración con la empresa de electrónica francesa Thomson.

La cámara del teléfono funciona como una especie de ojo que lee textos e identifica caras. “Alo provee una interfaz vocal para todas las funciones del teléfono. Lee SMS y correos electrónicos, e incluso permite dictar mensajes en vez de tener que escribirlos”, dijo Olivet a la web Dezeen.

Los hologramas no son lo único sorprendente de Alo. El teléfono vibra y emite luces de diferentes colores para alertar de las notificaciones y su material es capaz de repararse de forma automática en caso de que sufrir daños menores.

Fuente: 20minutos.es