Seleccionar página

¿Cuál es la clave de la productividad de una empresa? Sus relaciones humanas y el trabajo en equipo, sin duda. Seguro cada empleado comentará que los resultados positivos de su compañía, se deben al buen tejido social que la compone. Buen ambiente laboral equivaldría a buenas cifras, ¿verdad?

ambiente toxico of2

Aunque desafortunadamente, esto aún no sucede a plenitud. Las oficinas en la actualidad siguen manejando el obsoleto esquema de hacer que los individuos no interactúen en cordialidad, sino que se comporten como máquinas que se encargan de sus tareas personales y las metas fijadas, hasta ahí.

En ese punto aparece el “jefe tóxico” y sin liderazgo, que siempre ve lo negativo, lo malo y lo que no funciona, así el rendimiento del trabajador sea del 80 por ciento. El personaje no suele incentivar al empleado a crecer y superarse.

Para neutralizar cualquier aspecto tóxico en la oficina, se recomienda ser cordial todos los días, mostrar compromiso por llegar a las metas, realizar cada actividad en el menor tiempo posible y verificar que no haya error. No esperar un halago o felicitación por nada.

Comenzar el día con una sonrisa, aportar buena actitud y promover actividades de integración, resultarán en una mejor convivencia y no habrá paso a la discordia

Se puede valorar si es posible seguir en esa atmósfera laboral o buscar nuevos horizontes, ya que este tipo de estrés da pie a enfermedades cardiovasculares y gastrointestinales, como también depresión.

El trabajo en equipo comienza por sí mismo. Suele haber muchas quejas de los compañeros, entonces, no ser parte de esos procesos negativos, traerá más fortaleza a la oficina. Es más recomendable anular los juicios hacia el otro y concentrarse en el trabajo personal en pro de los resultados para los clientes.

Y es que sí existe una manera humana de neutralizar ese ambiente tóxico: dialogar con el jefe a manera de exponer las inquietudes referentes al trabajo y brindando soluciones, antes que quejas. Las propuestas refrescantes que mejoren la productividad son bien recibidas. Es saludable preguntar cómo se podría tener mejor rendimiento y qué es lo que espera él del trabajo personal y en pro a la unión del equipo.

Comenzar el día con una sonrisa, aportar buena actitud y promover actividades de integración, también harán que el tiempo en la oficina se llene de oxígeno y que no haya paso a la discordia.