Seleccionar página

El transbordador espacial Columbia fue el primero de los transbordadores espaciales de la NASA en cumplir misiones fuera de la Tierra. Fue lanzado por primera vez el 12 de abril de 1981, y terminó su existencia al destruirse al reingresar a la atmósfera terrestre el 1 de febrero de 2003, llevando consigo a sus siete tripulantes.

columbia transb

En enero de 2003, el transbordador espacial Columbia fue lanzado para lo que fue su viaje final al espacio; en el momento del despegue, el orbitador recibió un impacto en la parte inferior del ala izquierda, provocado por el desprendimiento de un trozo de espuma de poliuretano, aislante del tanque externo. El accidente no fue percibido por los tripulantes ni tampoco durante la misión. Sin embargo, al parecer, Control de misiones, estuvo al tanto del desprendimiento del resto, pero desestimó el alcance del evento.

El problema se materializó durante el reingreso del transbordador a la atmósfera terrestre. En ese momento, los sensores térmicos detectaron un aumento inusual de temperatura en la región del impacto. Y debido al calor, el ala finalmente se desprendió, ocasionando que el transbordador girara violentamente sobre sí mismo, deshaciéndose estructuralmente.

A las 07:59:32 hora central de Estados Unidos se perdió la comunicación con el Columbia; pocos minutos después los noticieros del mundo empezaron a transmitir imágenes del transbordador desintegrándose en el aire, con lo cual se daba parte de la pérdida del transbordador (valorado en unos 2 mil millones de euros de esa época), y el fallecimiento de sus siete astronautas: Rick Husband, William McCool, David McDowell Brown, Kalpana Chawla, Michael Anderson, Laurel Clark e Ilan Ramon.

TRIP COLUMBIA

Y es que a la altura y velocidad a la que iba el Columbia, sus tripulantes no tuvieron ninguna oportunidad aunque la nave hubiera incorporado asientos eyectables; de hecho, tras analizar los datos disponibles, la comisión de investigación llegó a la conclusión de que no tuvieron ni tiempo de reaccionar antes de quedar inconscientes a causa de la violencia de la desintegración de la nave. En un informe de la NASA sobre el accidente de 2003, se reveló que la tripulación supo que iba a morir tan solo 40 segundos antes de que el transbordador se desintegrara.

Después de ese momento se cancelaron las misiones al espacio para revisar cuáles fueron los fallos del mismo transbordador y de los demás. Después de dos años de revisión y de supervisión a los transbordadores, se reinició su actividad con el lanzamiento del transbordador espacial Discovery.

El desastre del Columbia fue el peor accidente espacial desde la explosión del transbordador Challenger durante su lanzamiento en 1986, un recordatorio de que la exploración espacial, aunque nos parezca algo cada vez más cotidiano, no está exenta de riesgos.