Seleccionar página

Un cachorro de ligre, una cruza excepcional entre tigre y león, nació recientemente en un zoológico itinerante de Rostov del Don, localidad ubicada al sur de Rusia, según informó Erik Airapetian, su director. 

ligr2

El pequeño bebé ligre nació hace 2 meses y medio resultado de la cruza de Caésar, un león, y Princesa, una tigresa del zoológico, y fue bautizado con el nombre de Zar.

Los ligres son animales en extremo raros, ya que es muy baja la probabilidad de una cruza entre tigre y león en el entorno salvaje, debido a que los primeros viven generalmente en Asia y los leones en África. Actualmente existen solo 20 ligres en todo el mundo.

En el caso de Zar, su procreación se dio debido a que sus padres convivían uno al lado del otro, por lo que al llegar la época de celo de la tigresa, no tuvo otra alternativa.

Su apariencia es una mezcla de ambas especies; su pelaje es miel, como los leones, pero sus patas y cabeza están cubiertas de rayas, como los tigres.

El cachorro se alimenta por el momento de la leche de una cabra del zoológico y tiene la estatura de un gato, aunque al momento de crecer, los ligres generalmente superan la estatura de sus progenitores. De igual forma, pueden alcanzar un peso de hasta 400 kg, cuando los tigres solo llegan a lo sumo a los 300 kg mientras que los leones alcanzan generalmente un peso de 250 kg.

De hecho, el récord Guinness del mayor felino del mundo lo ostenta un ligre de EEUU, Hércules, que pesa 418 kilos y mide 3.33 metros.