Seleccionar página

Todos los emprendedores pasan por diferentes momentos antes de concretar una idea y llevarla hacia el éxito. Una de las partes más importantes y difíciles es el financiamiento, pero no solamente cuando se está por iniciar el negocio, la planeación financiera es fundamental a lo largo de la vida del mismo.

plan financiero

Para este comienzo de año, las PyMES deben considerar tener un buen plan financiero con estrategias que les permitan mantenerse, desarrollarse, crecer y por si fuera necesario, hacerle frente a situaciones inesperadas.

Y es que no es para menos, el 2017 inicia difícil con aumentos que impactan en muchos sectores como el servicio de transporte, por ejemplo.

¿Qué se recomienda?

Que empresas nuevas, así como las ya establecidas, tomen medidas que las ayuden a estar a flote, mantenerse y crecer, por lo que un plan financiero será de gran ayuda.

A continuación te enlistamos 5 pasos importantes cuando de pensar en tu negocio y números se trate:

1.- En primera instancia hacer un balance general (situación financiera) del negocio, ahí se podrá conocer la situación exacta de la empresa y cuáles son sus necesidades, así como una revisión de por lo menos, los dos últimos años, lo que permitirá trazar los objetivos más claramente y saber a dónde se quiere ir.

2.- Establecer metas con números reales y elegir un plazo adecuado, de acuerdo a lo que se quiere alcanzar, a veces no es necesario tomar medidas rigurosas, sino sólo hacer pequeñas modificaciones.

3.- Fijar la estrategia que se implementará para llegar a los objetivos, donde se puedan aterrizar los datos de los resultados y tener en consideración algunas revisiones del plan por si fuera necesaria una reestructura del mismo, en caso de que no se estén alcanzando las metas.

4.- Evaluar a los proveedores actuales y cambiarlos de ser necesario por aquéllos que brinden precios más competitivos, lo que beneficia al negocio no sólo en cuanto a la optimización de recursos, sino en capital.

5.- Fomentar el ahorro en medida de lo posible es importante, pues si la situación económica de la compañía es apretada, al menos se cubrirán los imprevistos y en caso que existieran excedentes, se podrán reinvertir en nuevos procesos de producción o tecnología, que ayuden al crecimiento prospectado.