Seleccionar página

Los expertos del Carnegie Museum of Natural History, en Pennsylvania, Estados Unidos, se llevaron una sorpresa mayúscula cuando estaban restaurando un diorama llamado ‘Mensajero árabe atacado por dos leones’. La cabeza de la figura de cera humana del conjunto contiene un cráneo humano.

craneo

Se trata de un conjunto en el que hay un dromedario y dos leones del Atlas disecados, acompañados de una figura de cera. La obra fue creada para la Exposición Universal de París de 1867. Dos años después, fue vendida al Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. En 1899, Andrew Carnegie la compró para su museo en Pittsburgh.

Un análisis de rayos X reveló la existencia de varios huesos reales en los animales disecados, pero lo que no esperaban es encontrar un cráneo humano en el maniquí. Gretchen Anderson, conservadora del museo, explica que es el motivo del realismo del rostro del árabe.

Se cree que el cráneo pudo haber salido de las catacumbas de París, de donde los artistas que crearon el conjunto en 1867 lo habrían sustraído. Ahora, los dirigentes del museo decidirán qué hacen con el cráneo.

Fuente: 20minutos.es