Seleccionar página

En el barrio coreano de Toronto existe un café con tema de sanitarios en donde decenas de inodoros han sido convertidos en asientos para que los comensales disfruten de café y sofisticados helados con dulces y galletas en un ambiente de baño.

poopcafe

Las bebidas se sirven en tazas en forma de mingitorio, las lámparas tienen forma de bomba para destapar el baño y las paredes están decoradas con simpáticas figuras de tazas del baño, tinas, papel y chistes alusivos a esta experiencia natural y frecuente.

La idea la obtuvo su propietaria Lien Nguyen cuando visitó a su madre en Taiwán y visitó el Modern Toilet, que opera desde 2004.

El Poop Café abrió apenas el pasado 1 de octubre y registra una gran concurrencia de curiosos clientes, quienes sonríen al recibir un plato de plátano con helado en forma de retrete.

Entre sus atractivos platillos destaca su Mango Bingsu, que contiene helado de mango, nueces, leche condensada, mermelada de mango, acompañado de galletas y servido en un platillo en forma de inodoro.

También hay postres de coco, melón, chocolate, fresa y demás ingredientes con altas calorías.

Sin importar las bajas temperaturas de la temporada, que oscilan por ahora en 10 grados centígrados, los canadienses disfrutan esta nueva experiencia.

poopcafe3

Localizado al oeste de la ciudad sobre la céntrica calle de Bloor, que divide a Toronto en norte y sur, el Poop Café provee un ambiente cálido, amigable y familiar.

Por supuesto, en este restaurante el baño tiene una importancia sin igual, por lo que ha sido decorado con coloridos dibujos de “popis” voladoras, enamoradas y animales conversando sobre este acto natural.

Los dibujos de las paredes de este café tienen información alusiva: “Los conejos pueden hacer hasta 500 bolitas por día. Los osos panda pueden hacen hasta 22 kilos por día. 75 por ciento del excremento humano es agua… bueno a veces”.

Osos polares que hacen cubos de hielo, “excrementos” que dicen “papá” a un helado de chocolate, son algunos de los motivos que decoran este negocio de helados, que no se detiene pese a la nieve de afuera.

En Canadá esta idea es innovadora, mientras que otros países ya la han experimentado con anterioridad, como el The Crazy Toilet Café de Moscú, abierto en 2015, o el Ddong Café en Seúl y el Boracay Toilet en Filipinas. Restaurantes similares existen en Indonesia, China y Japón.

(ntx)