Seleccionar página

David Allegretti y su amigo Sean Foster son dos chicos que decidieron colarse en eventos y lugares emblemáticos de Melbourne, Australia, utilizando la indumentaria propia de un personal de seguridad o producción de eventos.

se-cuelan2

A pesar de parecer ridícula y surrealista su idea, lo cierto es que estos dos hombres consiguieron, con la ayuda de dos chalecos reflectantes y dos walkie-talkies, entrar gratis a multitud de sitios como un zoo, y, lo más llamativo, a un concierto del grupo británico Coldplay, a pesar de las medidas de seguridad que, se supone, debe haber en este tipo de eventos multitudinarios.

Más allá de su hazaña, que se ha convertido en todo un fenómeno viral por el que se han interesado los medios de todo el mundo, la aventura de estos dos jóvenes pone de manifiesto lo sencillo que puede ser, aunque no lo parezca, burlar la seguridad de ciertos dispositivos e instalaciones, sobre todo en un momento de riesgo por el terrorismo internacional.

Fuente: 20minutos.es