Seleccionar página

Preocupación existe entre la comunidad científica debido al inminente desprendimiento de un gigantesco bloque de hielo de la Antártida, la que se convertirá en una de las mayores rupturas registradas.

iceberg-antartida

Tal como recoge el sitio de la cadena informativa CNN, el equipo de investigación del Proyecto MIDAS del Reino Unido sostiene que una enorme barrera de hielo -denominada Larsen C– se encuentra adherida a un bloque madre por apenas 20 kilómetros de hielo.

No obstante, prevén la separación de esta masa, lo que generará un iceberg de unos 5 mil kilómetros cuadrados, equivalente a un tercio del archipiélago de las Bahamas. El ancho de esta grieta es de unos 100 metros, sin embargo se cree que su profundidad es de 500 metros.

Si bien esta no sería la primera vez que se produce un desprendimiento de hielo de proporciones significativas, los expertos señalan que esta separación de Larsen C cambiará significativamente el paisaje del denominado “continente blanco”.

“Cuando se separe, la plataforma Larsen C perderá más de 10% de su área para dejar el frente de hielo en su posición más alejada que se haya registrado; esto cambiará fundamentalmente el paisaje de la península antártica”, comentó en un comunicado el líder de la investigación, Adrian Luckman.

Por su parte, un científico del Proyecto MIDAS, Martin O’Leary, sostuvo en conversación con CNN que un iceberg de estas proporciones podría hacer que el bloque de hielo restante se vuelva más inestable, lo que puede alterar el nivel del mar.

“Creo que en términos del impacto que el iceberg tiene en el océano es un evento espectacular pero no va a ser una gran cosa por sí misma: el iceberg es grande pero los océanos son mucho más grandes”, añadió O’Leary.

Los especialistas han estado monitoreando la situación de Larsen C luego de la separación anterior de dos masas de hielo, las denominadas Larsen A y Larsen B, desprendimientos registrados en 1995 y 2002 respectivamente.

Mientras que en estos dos casos anteriores los científicos identificaron al cambio climático como uno de los factores que los provocó, descartaron que éste último caso esté vinculado a la misma causa. En ese sentido, el equipo indica que la separación de Larsen C se deba probablemente a patrones geográficos naturales.

Fuente: BioBioChile