Seleccionar página

Seguramente has escuchado o dicho esta expresión, la cual se ocupa generalmente cuando alguien se está extralimitando y colmando tu paciencia, por lo que decimos que “se está pasando de la raya”.

pasarse-de-la-raya

Esta frase se remonta a inicios del boxeo, cuando este deporte no contaba con un cuadrilátero para disputar las peleas.

Existían dos modos para que los boxeadores se midieran, el primero de ellos consistía en marcar una raya de tiza en el suelo, así los dos contrincantes quedaban de uno y otro lado, es decir, de frente.

Además, los dos contendientes debían poner un pie adelantado en la tiza, no debían moverlo, y mucho menos traspasar su pie de la ‘raya’. Era una pelea casi estáticaDe modo que si uno de los contendientes se pasaba de la raya (de tiza), perdía la pelea.

La segunda modalidad consistía en que los boxeadores combatieran dentro de un anillo o círculo pintado con tiza o conformado por los propios espectadores.