Seleccionar página

El Día Mundial del Braille se celebra anualmente el 4 de enero en honor a Louis Braille, su inventor, que nació en tal día en 1809.

braille-alphabet

El sistema Braille, es el método de escritura y lectura que utilizan las personas ciegas y que se basa en el uso de puntos y guiones en relieve sobre cartón o papel.

El sistema recibe su nombre del personaje que lo inventó, el francés Louis Braille, quien fue una persona ciega que no estaba de acuerdo con que las personas que tuvieran esta discapacidad no pudieran leer.

Cuando tenía tres años, el pequeño Louis se resbaló mientras jugaba y se picó uno de los ojos con un punzón. Al principio la herida no parecía de gravedad, pero se infectó y contagió al otro ojo, ocasionando que el niño perdiera la vista.

Adaptarse a la ceguera fue difícil, pero con el tiempo, Louis aprendió a llevar una vida normal. A pesar de seguir con sus estudios y de ser inteligente, no podía aprender más por no saber leer ni escribir.

Braille estaba convencido de que su condición no podía ser impedimento para que cumpliera el gran deseo que tenía de aumentar su conocimiento y sabía que la única forma de hacerlo era a través de los libros.

En esa época había algunos libros para ciegos con letras muy grandes escritas con alambres y pegadas a las páginas, pero no eran prácticos porque quienes los usaban tardaban mucho tiempo en descifrar cada letra y al final de cada oración casi se había olvidado el principio.

Braille, que era un joven muy creativo, decidió idear un alfabeto que pudiera ser fácil de leer y escribir.

Un día se enteró que los soldados del ejército usaban un sistema de puntos y guiones en relieve sobre papel para enviar mensajes codificados, así que él decidió perfeccionar ese método.

Finalmente, ideó un alfabeto en base a seis puntos como los del dominó, las diferentes posiciones representarían diferentes letras, después ideó signos de puntuación y hasta algunas palabras cortas.

El primer libro Braille fue publicado en 1827, cuando Louis tenía apenas 18 años.

Louis murió en 1852 a los 43 años a causa de la tuberculosis, pero dejó un importante legado para toda la humanidad.