Seleccionar página

Antes de estrenar una pantalla con tecnología de retroiluminación (LED), es necesario colocarla en el mejor sitio para disfrutarla al máximo y darle una mejor vida útil.

limpiando-pantalla-led-lcd

Para seleccionar la distancia ideal para colocarla, se debe multiplicar por cuatro el tamaño del televisor, y ponerla a una altura adecuada a los ojos del usuario, pues si está en lo alto puede arruinar la visibilidad y causar molestias en cuello y espalda de los televidentes.

Además, se debe situar en una superficie plana, que no esté inclinada y que sea resistente, así como evitar los lugares con humedad o polvos excesivos.

Colocar la pantalla LED en un lugar en el cual le dé directamente el sol, obligará al usuario a ajustar el brillo y contraste a niveles muy altos, lo cual reducirá la calidad de imagen y aumentará el consumo de energía eléctrica.

Para proteger la vida útil del televisor, es recomendable adquirir un regulador electrónico con supresor de picos, el cual lo protegerá del ruido eléctrico y variaciones imprevistas que pueda haber en la red de suministro eléctrico.

Debido a que las pantallas de este tipo son delicadas, debe procurarse no golpearlas o tocarlas con los dedos cuando se muevan, y de hacerlo, lo mejor será sujetarla por sus extremos.

A la hora de limpiarla, es aconsejable emplear una tela especial para cristales o anteojos, ligeramente humedecida con agua, y nunca con líquidos abrasivos o a base de vinagre, pues la dañarían.