Seleccionar página

El famoso cantante británico ofrecía un concierto de Año Nuevo para la BBC en el Central Hall de Westminster, Reino Unido, y saludó al público; posteriormente tomó gel antibacterial y limpió sus manos, gesto que provocó un sinfín de comentarios.

El gesto fue captado por varias cámaras de televisión y ampliamente difundido en redes sociales, donde se observa como después de saludar de mano a muchas de sus fans, el cantante regresa al escenario y toma una botella de gel antibacterial y acto seguido, comienza a desinfectarse las manos. Al mismo tiempo, el artista hacía una muesca de asco.

Ante ello, los usuarios de redes sociales se volcaron con todo tipo de burlas y críticas, por lo que incluso el hashtag #RobbieWilliams se volvió trending topic en Twitter. Incluso, medios británicos como el New Musical Express, Metro, Daily Mail y Mirror retomaron la imagen con artículos desaprobando la actitud del cantante, quien hasta el momento no se ha expresado al respecto.