Seleccionar página

Si no tienes tiempo de preparar algo para tus invitados, la tabla de quesos y carnes frías nunca falla. Aquí te damos unos tips para que puedas crear la botana perfecta en un dos por tres:

La tabla de quesos y carnes frias perfecta copy

• Escoge distintos tipos de queso, por ejemplo: uno firme, como el suizo o cheddar; uno suave como brie o camembert y uno añejo o fuerte al estilo roquefort.

• Agrega fruta fresca como pera, uvas, higos, moras o manzana. Y no olvides a los frutos secos, estos ayudan a variar las texturas.

• También agrega nueces naturales, garapiñadas o sazonadas. Así como una mermelada o jalea para que los comensales puedan crear deliciosas combinaciones.

• Para acompañar las tablas elige pan y galletas con poco condimento, esto ayuda a que puedas degustar las cualidades de cada queso y embutido.

• Varia las formas y tamaños de los quesos y carnes, enrolla algunas, apila otras. Los quesos córtalos para que se vean mas apetitosos.

• Deja reposar a temperatura ambiente por aproximadamente una hora antes de servir, esto ayuda a desarrollar texturas, aromas y sabores, que si los sirves directamente del refrigerador no se llegan a adquirir.