Seleccionar página

Una mujer de 64 años que habita en la provincia de Jilin, ha impuesto un nuevo récord en China al dar a luz a un niño sano, según informaron medios locales.

recien-nacido

El parto tuvo lugar en un hospital de la ciudad de Changchun, capital de Jilin.

El embarazo se había logrado tras un proceso de fertilización in vitro, luego de que la mujer y su marido decidieron volver a concebir -no obstante su avanzada edad- por la reciente muerte de su único hijo.

Apenas este año, China abolió la ley del hijo único, por lo cual todas las parejas pueden tener un segundo hijo si así lo desean, sin embargo, solo la mitad de ellas ha optado por esta opción.

La política del hijo único se mantuvo en el país asiático del año 1979 hasta 2015 con el fin de contrarrestar el vertiginoso crecimiento de su población, y se calcula que evitó unos 400 millones de nacimientos, aunque al mismo tiempo disminuyó su población económicamente activa.

Ante esto, las autoridades chinas decidieron revertir la medida, siendo este 2016 el primer año en que se permitió a las parejas concebir un segundo hijo, con lo que la cifra de nacimientos se elevó 17.5 millones, un 5.7% más que en el 2015.