Seleccionar página

Regresar con el ex es tentador, pero todos sabemos que caer en círculos de “cortar-regresar”-“cortar-regresar” desgasta la relación, resalta sus defectos y se vuelve muy tóxico.

regresar ex

Es normal que al terminar una relación por los motivos que sean, se experimenten las etapas del proceso del duelo; es normal que en un principio extrañemos mucho a al ex y nos sintamos enojados, que desearamos que todo fuera como antes, que creamos que no es posible que ambos ya no compartamos lo que antes compartíamos, que estemos triste y que, en ocasiones, queramos regresar, pero es importante pasar por cada una de las etapas del duelo antes de tomar cualquier decisión, para estar seguro de lo que sientes y quieres.

Finalmente, no se trata de buscar regresar simplemente para no seguir sintiéndonos tristes o porque nos sentimos solos. Es importante revalorar la situación y para ello, dejar que pase un tiempo resulta siempre efectivo, ya que, a la distancia, las cosas se ven diferentes y desde otra perspectiva.

Si estamos reconsiderando regresar con el ex, hay que evaluar nuestras opciones. Aunque en un inicio podamos querer que nuestro ex vuelva, ese sentimiento podría cambiar. Consideremos lo que extrañamos de la relación y determinemos si todavía deseamos reconciliarnos. Saltar de nuevo en una relación fallida demasiado rápido puede conducir a una ruptura en un segundo.

Superemos el dolor. Esto obviamente no es fácil, pero no podemos dejar que el dolor de una ruptura gobierne nuestra vida. Recordemos que aún somos atractivos, tanto por dentro como por fuera.

Hagamos una autoreflexión. Pensemos cuidadosamente acerca de lo que salió mal entre nosotros y nuestro ex. Hagamos una lista de todos los factores que contribuyeron a la ruptura y hagamos los cambios que creamos prudentes. Desechemos las actitudes y los comportamientos que llevaron a la ruptura. Por ejemplo, si fuimos controladores, distantes o groseros, apliquemos un esfuerzo consciente para detenernos.

Seamos pacientes. No preguntemos abiertamente a nuestro ex si va a volver con nosotros. A pesar de que puede ser tradicional para los hombres tomar la iniciativa, la reconciliación no es lo mismo que conocer a alguien nuevo. Volver a estar juntos se trata de convencer al ex de que todavía hay sentimientos mutuos.

Estemos preparado para lo peor. No nos aferremos a una reconciliación exitosa. Esto nos prepara para la decepción. A pesar de nuestros mejores esfuerzos, él o ella pueden no desear empezar a salir de nuevo. Si todo lo demás falla, por lo menos establezcamos una amistad.