Seleccionar página

Ahora que las autoridades publicaron el mecanismo mediante el cual, en ciertas fechas y por regiones, se liberarán los precios de la gasolina y el diésel el próximo año, los economistas están comenzando a estimar el impacto que tendrán esas medidas en la inflación del país.

gasolina cara

Si bien aún falta conocer el ingrediente más relevante para esos ejercicios de estimación, que es el precio al que se venderán esos combustibles en las cinco regiones en que las autoridades decidieron dividir el país para ir liberar el mercado de los combustibles en forma gradual el próximo año, hoy los analistas ya cuentan con cierta información que les permite comenzar a correr sus modelos para predecir cómo evolucionarán los precios el próximo año.

Para empezar, los especialistas ya saben que en 2017, a diferencia de lo que ha ocurrido en las últimas décadas, existirán cinco precios máximos a los que podrán venderse las gasolinas y el diésel en cada una de las cinco regiones, mismos que irán desapareciendo gradualmente a medida que la oferta y la demanda sea la que determine el costo de los combustibles.

Los economistas están en espera que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dé a conocer en los próximos días esas tarifas máximas por región.

Sin embargo, ya saben al menos que el año comenzará con precios más altos para los combustibles en todo el país por la mayor cotización que hoy tienen las gasolinas en los mercados internacionales y que traída a pesos debe representar un mayor aumento por la devaluación de 15% que ha registrado la moneda mexicana contra el dólar.

En este año, los precios de las gasolinas y el diésel en México no reflejaron en su totalidad esos dos incrementos porque la Secretaría de Hacienda limitó a 3% el porcentaje en que podían crecer los precios de los combustibles en el país con respecto al precio de referencia que establecieron las autoridades al cierre del año pasado.

Esto el próximo año va a cambiar de dos maneras: por un aumento inicial que dictaminarán en breve las autoridades y por la gradual liberación de esas tarifas a lo largo del año.

Ahora bien el efecto de la liberación no ocurrirá sino hasta marzo y en ese momento sólo para la llamada región uno. Un proceso que se irá repitiendo a lo largo del año para las otras regiones hasta finales diciembre cuando se liberen los precios en la región cinco.

De ahí, que para algunos analistas la clave para determinar el impacto en la inflación dependerá más que nada del alza inicial a los precios de los combustibles que dictamine Hacienda para cada una de las cinco regiones del país.

Claro que a ese impacto inicial habrá que sumarle las probables alzas adicionales que se observen cuando se liberen los precios por región.

Algunos economistas indicaron que dado que la región más grande –que abarca casi todos los estados del centro-norte, centro y sureste del país, con excepción de la península de Yucatán– no liberará los precios de los combustibles sino hasta noviembre, entonces las alzas esperadas que ocurran cuando sea la oferta y la demanda la que determine los precios tendrán un menor impacto este año sobre la evolución de los precios.

precios-gasolina

“Una fecha importante para mantener en el radar es el 30 de noviembre, la cual agrupa todos los estados del centro (incluyendo la Ciudad de México), donde se encuentran cerca de dos terceras partes del consumo de gasolina” en el país.

De ahí que algunos analistas incluso estén ya estimando que el impacto final sobre la inflación de los cambios en el mercado de la gasolina y el diésel será muy similar en magnitud a lo que ocurra en enero cuando Hacienda establezca los precios máximos.

““Estimamos que el impacto inflacionario de la liberalización del precio de las gasolinas en 2017 sea de alrededor de 49 puntos base adicionales (la incidencia total es de aproximadamente 68 puntos), siendo las quincenas con mayor incidencia la primera de enero””, escribió en un reporte  Vector Casa de Bolsa, en referencia a que los precios subirán en todo el país el 1 de enero.

Al final del año, de acuerdo con Vector, la incidencia de la liberalización de los precios sobre la inflación, que también incorpora la liberación de todas las regiones principalmente la cuatro en noviembre, podría ser de alrededor de 0.68 puntos porcentuales.

Claro que la pregunta más importante que no sólo los economistas se hacen, sino también los propietarios de autos, es: ¿en cuánto subirá la gasolina en enero en cada una de las cinco regiones?

Ayer, los economistas del segundo banco más grande de México, Citibanamex, dijeron que los combustibles en México, por la depreciación de la moneda y las alzas sostenidas de las gasolinas en Estados Unidos, subirán en promedio 22.5% en 2017, con un impacto de 0.95 puntos porcentuales en el Índice Nacional de Precios al Consumidor

Claro que esta estimación la hicieron antes de conocer el calendario de apertura y la división en cinco regiones del país. Frente a esta información adicional es probable que modifiquen sus estimados en los próximos días, ya que además pronosticaron un aumento inicial al precio de la gasolina en todo el país de cerca de 13.2%.

Si ese aumento es el que determina en promedio Hacienda para las cinco regiones y si se toma en cuenta que no habrá incrementos adicionales en dos terceras partes de México ya que no se abrirá por completo el mercado sino hasta noviembre, entonces quizás el incremento esperado anual podrá ser menor a 22.5%.

Lo que parece un hecho es que, para los economistas, los precios al consumidor muy probablemente crezcan por encima de 4% durante 2017, una cifra que se considera el límite máximo de la banda objetivo de entre 2 y 4% que fijó Banco de México para la evolución sana de la inflación.

Si así ocurre, el instituto central muy probablemente tenga que subir más sus tasas de interés a lo que ha hecho esta año para evitar que la inflación se salga de control.

De acuerdo con la última encuesta que elaboró la agencia de noticias Infosel, los analistas esperan que los precios registren al final del próximo año un alza promedio de 4.21%, mientras que el último sondeo mensual que realizó Banco de México, reveló que la mediana de la inflación para finales de 2017 se ubicó en 4.13%.

Lo que también es cierto es que la liberación de la región cuatro a finales de diciembre impacte entonces la evolución de la inflación en 2018.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx