Seleccionar página

Carl Edward Sagan, nacido en Nueva York, Estados Unidos, el 9 de noviembre de 1934, fue un astrónomo, astrofísico, cosmólogo, escritor y divulgador científico estadounidense, y gran promotor de la búsqueda de inteligencia extraterrestre a través del Proyecto SETI.

carl_sagan

Hijo de Samuel Sagan, un trabajador emigrante de la actual Ucrania que durante la Depresión, trabajó como acomodador de teatro, y de Rachel Molly Gruber, un ama de casa de Nueva York. Tuvo una hermana, Carol, y la familia vivió en un modesto apartamento cerca del Océano Atlántico, en Bensonhurst, un barrio de Brooklyn.

Según el mismo, pertenecían al más liberal de los cuatro grupos principales de América del Norte del judaísmo.

Cursó estudios en la Universidad de Chicago, donde se doctoró en astrofísica. Además estudió los orígenes de los organismos junto a los genetistas Hermann J. Muller y Joshua Lederberg, contribuyendo a la constitución de la exobiología, la búsqueda de vida extraterrestre, como disciplina científica. Fue profesor ayudante de astronomía en la Universidad de Harvard, astrofísico en el Observatorio Astrofísico Smithsoniano (1962-1968) y director del Laboratorio para Estudios Planetarios de la Universidad de Cornell.

Carl Sagan impulsó el envío de mensajes a bordo de sondas espaciales, destinados a informar a posibles civilizaciones extraterrestres acerca de la cultura humana. Mediante sus observaciones de la atmósfera de Venus, fue de los primeros científicos en estudiar el efecto invernadero a escala planetaria.

Pero su gran popularidad se debe principalmente a la galardonada serie documental de TV Cosmos: Un viaje personal, producida en 1980, de la que fue narrador y coautor. También publicó numerosos artículos científicos, y fue autor, coautor o editor de más de una veintena de libros de divulgación científica, siendo los más populares sus libros Cosmos, publicado como complemento de la serie, y Contacto, en el que se basa la película homónima de 1997. En 1978 ganó el Premio Pulitzer de Literatura General de No Ficción por su libro Los Dragones del Edén.

A lo largo de su vida, Sagan recibió numerosos premios y condecoraciones por su labor como comunicador de la ciencia y la cultura. Hoy es considerado uno de los divulgadores de la ciencia más carismáticos e influyentes, gracias a su capacidad de transmitir las ideas científicas y los aspectos culturales al público no especializado con sencillez no exenta de rigor.

Después de sufrir mielodisplasia durante dos años, y tres trasplantes de médula ósea, Sagan murió de neumonía a la edad de 62 en el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Washington, en la madrugada del 20 de diciembre de 1996.