Seleccionar página

Las cámaras de seguridad de un gimnasio ubicado en Carolina del Sur, Estados Unidos, captaron el momento en el que un ciervo irrumpe al lugar tras romper una de las ventanas, salta por los aparatos y termina saliendo por donde llegó.

La inusual visita transcurre en menos de dos minutos, al tiempo que varias personas se ejercitaban en los diferentes aparatos.

Las imágenes fueron difundidas por la televisora estadounidense ABC News. En ellas se observa que tras el ingreso y recuperarse del impacto, el ciervo sale saltando por la cafetería del lugar y luego se dirige a una sala llena de máquinas d ejercicio. Ahí exhibe sus mejores saltos para luego regresar a la cafetería y salir por el mismo lugar por el que entró.

El gimnasio Gold’s Gym of Anderson también compartió el video en su perfil oficial de Facebook, donde informó que el ciervo no se había lastimado tras el cristalazo e incluso bromeó sobre que varios de los presentes habían escuchado un saludo de feliz navidad.