Seleccionar página

Hacer ejercicio mientras se pasea por el Sena y se tienen unas inigualables vistas de París podría parecer un “sueño guajiro”, pero no lo es. El estudio italiano de diseño e innovación Carlo Ratti Associatti ha revelado un proyecto de gimnasio flotante en la ciudad luz, un exclusivo barco con propulsión humana.

gimflotante-paris2

Carlo Ratti, dueño del estudio de arquitectura, en colaboración con la empresa de fitness Technogym, la organización sin ánimo de lucro Terreform One y el instituto de regeneración urbana URBEM, han diseñado un gimnasio flotante que se mueve gracias a la energía que generan los propios usuarios. La embarcación tendría 20 metros de eslora y una capacidad para 45 personas.

Dentro tiene bicicletas estáticas. La energía que generen, sumado a unas placas solares, permitirá que la embarcación se mueva a lo largo del Sena.

Además, los entusiastas del fitness podrán realizar un seguimiento de sus datos de energía en una pantalla de realidad aumentada que mostrará la información en tiempo real.

Para completar la experiencia, el gimnasio flotante cuenta con una pared panorámica de cristal que permite admirar el encanto urbano de París.

Está previsto que esta original idea se ponga en funcionamiento el próximo verano.