Seleccionar página

La exposición es una colección de cinco sesiones fotográficas realizadas durante ocho años, que ilustran el desarrollo y el proceso creativo de Ziggy Stardust, Aladdin Sane y Scary Monsters, alter egos icónicos que catapultaron la imagen de la estrella de rock David Bowie, y en los que la visión estética del fotógrafo de tintes eclécticos e innovadores Brian Duffy fue esencial.

duffie-bowie

Aladdin Sane, portada del álbum que lanzara David Bowie en 1973, es catalogada como la imagen que definió la estética del músico británico durante toda su carrera y actualmente resulta la más conocida alrededor del mundo, bajo el nombre de “La Monalisa del Pop”. La misma es sólo una de las 42 fotografías tomadas por el artista Brian Duffy en cinco sesiones fotográficas realizadas durante ocho años que pueden ser vistas en el Museo de la Ciudad de México a partir de este viernes 16 de diciembre y hasta el 29 de enero de 2017.

Durante las sesiones que realizó Duffy, logró capturar algunas de las imágenes más conocidas de la carrera de Bowie —una de las más importantes figuras de la música a nivel mundial durante varias décadas, fallecido en enero de 2016—, en un momento en el que ambos estaban en una de sus etapas más creativas.

Por un lado, posa la figura andrógina y de otro mundo de Ziggy Stardust, personaje con el cual Bowie hizo su primera transformación en agosto de 1972, resultando el primer experimento de un estilo e imagen camaleónica que lo definiría durante toda su carrera musical. En este sentido, la primera sección de la muestra resulta el encuentro entre dos creativos que se reconocieron uno al otro.

Además, la muestra se nutre con tres sesiones fotográficas más tituladas Thin White Duke, Lodger y Scary Monsters, así como algunos retratos íntimos del autor de canciones como Space Oddity y Heroes.

Duffy comenzó su carrera fotográfica en 1957, trabajando para la revista de moda Vogue y a lo largo de la década de 1960, fue uno de los artistas de la lente más célebres de Londres. Era un fotógrafo ecléctico e innovador y en su trabajo, supo captar de manera única la esencia de muchos íconos de la moda, música y cine de los años 60, aunque es más recordado por sus colaboraciones con Bowie.

 

Lugar: Museo de la Ciudad de México

Dirección: José María Pino Suárez No. 30, Centro Histórico, Ciudad de México.

Horario: De martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas.

Costo: $28.00

Miércoles entrada libre.