Seleccionar página

La Navidad es una época en la que muchas personas se encuentran más tristes, nostálgicas o deprimidas. Esto se produce sobre todo en personas que están solas sin desearlo o aquellas que atraviesan momentos difíciles. 

christmas-alone

También es una época en la que, inevitablemente, recordamos con más anhelo a nuestros seres queridos. Mucha gente experimenta un sentimiento de vacío muy grande cuando está sola, sobre todo en esta época.

Ante esto, conviene saber que aunque compartamos nuestras vidas con los demás, también es bueno estar solos de vez en cuando y disfrutar de ello como una experiencia positiva. La soledad no deseada es muy dolorosa, por ello hay que aprender no solo a combatirla, sino también a disfrutar de ella.

Para recuperar la calidad de estas fiestas, será conveniente analizar lo positivo que uno tiene en la vida, como pueden ser los amigos, la familia, el trabajo y sobre todo, las ilusiones.

Esta época podría ser un buen momento para dejar de añorar y lamentarnos, e ilusionarnos con aquello que nos rodea. Por consiguiente, si nuestras circunstancias actuales nos impiden pasar estas fechas acompañados, no debemos olvidar que esto no quiere decir que no tengamos personas que nos quieren o que seamos unos desgraciados, sino que, circunstancialmente nos encontramos en esta situación, que no es ni mejor ni peor, sino diferente.

Se trata de buscar el espíritu navideño en nuestro interior y de reflexionar acerca del significado que tienen estas fechas para nosotros año tras año. Y una forma de vivir el mensaje navideño y buscar el verdadero sentido que tiene para nosotros es a solas con nosotros mismos.

No pienses que la Navidad hay que vivirla necesariamente en compañía y que la única forma de disfrutarla es rodeada de gente. Lo importante es aceptar la situación que cada uno tiene y disfrutarla al máximo. No olvides que gran parte de las personas que viven la Navidad acompañados probablemente experimenten también sentimientos de soledad.

– Pasear por las calles. Un gran placer es pasear por las calles iluminadas, permitirse algún capricho, ten en cuenta que al estar solos también tenemos menos gastos y, por consiguiente, podemos gastar ese dinero en cosas que siempre hemos deseado pero no nos hemos podido permitir.

– Es un buen momento para descansar y meditar. Intenta vivir el momento y no te obsesiones con ser feliz. La mayoría de las veces valoramos más lo que no poseemos que aquello que tenemos. Esto suele ocurrir cuando tenemos poca capacidad para ilusionarnos, porque hacemos depender nuestra felicidad de grandes acontecimientos externos.

– Conócete mejor. Intentar vivir la Navidad como un reto y aprovechar la situación como una forma de conocerte mejor, de vivir estos momentos como una experiencia positiva. Se trata de sacar provecho de nuestra única compañía.

– Ayudar a los demás. Es un buen momento para visitar residencias de ancianos y hacerles algo de compañía, acudir a centros infantiles donde viven niños que no tienen familia y llevarles algunos regalos o jugar con ellos. Estas experiencias son mucho más enriquecedoras de lo que nos imaginamos y la mayoría de las veces lo que ellos nos aportan a nosotros es mucho más de lo que nosotros le damos a ellos.

– Sé decidida/o y contacta con la gente. Por último, conviene no olvidar que siempre hay ocasión para conectar con alguien, si realmente quieres estar en compañía, intenta buscar y contactar con personas que pueden estar contigo en estos momentos y no te quedes esperando que suene el teléfono. Busca esa compañía que necesitas y no pienses que te van a rechazar, quizá esa otra persona te agradezca que quieras estar con ella.