Seleccionar página

El australiano Andrew Taylor recibirá 2017 con un desayuno como el resto de la gente, luego de que durante este año ha ingerido solo papas para atacar su adicción a la comida.

australiano-papas

Ahora pesa 99 kilogramos, 52.7 kilogramos menos de cuando empezó su peculiar dieta, que además ha convertido en un negocio a través de su página electrónica donde vende camisetas, folletos y boletos para su regreso de Año Nuevo.

Comenzó con su menú en el primer día de este 2016, al cual se opuso su médico pero que mostró comprensión y lo ha sometido a vigilancia y exámenes periódicos en los pasados meses.

Afirma que las papas han mejorado su vida en muchas formas que nunca imaginó.

Recuerda que todo el día bebía refrescos y mucha comida grasosa, además de helados, pasteles, chocolates y pizza.

Entendí que era un adicto a la comida y pensé como un alcohólico renuncia al alcohol o un drogadicto a su droga, aunque a la comida no se puede renunciar pero sí traté de acercarme a ese tipo de renuncia, indica.

Entrevistado por news.com.au explica que determinó que comer solo papas podría ser lo mejor, pues casi todo lo que se necesita se obtiene de ellas, como proteínas, carbohidratos, fibra y vitamina C, así como hierro.

Las dos primeras semanas fueron una tortura, pero luego su ansiedad por los alimentos se detuvo. Puede comer así tres o cuatro kilogramos diarios de papas, sin permitir otro tipo de alimentos.

Mantuvo su particular menú aun cuando viajó a Los Ángeles, pues encontró un restaurante con cocina a base de papas y cada mañana se llevaba varios platillos.

Casi un año después su estado de salud sigue mejorando, tienen un nivel inferior de colesterol, su presión sanguínea también ha descendido lo mismo que su nivel de azúcar. Cada que me hago un examen de sangre tengo mejores resultados, afirma.

También sostiene que es mucho más feliz, una persona más positiva, con más energía y creatividad.

“Algunas personas piensan que hice algo extremo, pero pesar 151.7 kilogramos es casi extremo. Tener sobrepeso, estar enfermo y deprimido es una situación extrema y tiempos desesperados piden medidas desesperadas”, explica.

“Si quieres resultados extremos, tienes que hacer cosas extremas ¿y qué hay de malo?”, se pregunta.

En su sitio electrónico www.spudfit.com, narra su experiencia y ofrece una membresía con costo de 15 dólares australianos (poco más de 11 dólares estadunidenses), que ofrece guía para seguir esta dieta por al menos un mes.

Ahí mismo se encuentra la invitación para asistir al desayuno de Año Nuevo que será también la primera ocasión en que rompa su dieta de papas, el cual será televisado y con 62.49 dólares australianos de costo (46.87 dólares).

Además, ofrece en venta camisetas para damas y caballeros a 30 dólares australianos cada una (22.50 dólares), así como un folleto de su dieta por el cual hay que desembolsar 20 dólares australianos (15 dólares estadunidenses).

(ntx)