Seleccionar página

La ONU eligió a la superheroína como símbolo del empoderamiento femenino, pero muchos no estuvieron de acuerdo por la sexualización histórica de su figura. Este viernes, la Mujer Maravilla dejará su cargo.

wonderwoman2

Apenas el pasado 21 de octubre, la Organización de las Naciones Unidos había elegido a  la heroína de DC Comics como embajadora honoraria, y se tenía previsto utilizar su imagen en 2017 en una campaña para empoderar a las mujeres y a las niñas.

Sin embargo, más de 45 mil personas se unieron a una petición online para solicitar al saliente secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que le retirara el nombramiento, debido a la imagen sexualizada que, indican, es distintiva del personaje.

“Aunque los creadores originales podrían haber tenido la intención de que Wonder Woman representara a una mujer ‘guerrera’, fuerte e independiente con un mensaje feminista, la realidad es que la versión actual del personaje trata de una mujer blanca de grandes proporciones, enorme pecho y poco vestuario en un reluciente traje que deja el muslo desnudo”, señala la petición de protesta entregada a las Naciones Unidas.

Ante ello, el próximo viernes 16 de diciembre, la Mujer Maravilla deberá abandonar el cargo. Jeffrey Brez, el portavoz de Naciones Unidas, no dio mas detalles sobre la decisión, aunque señaló que las campañas basadas en personajes de ficción no duran más que pocos meses. Es el caso de los Angry Birds, que fueron elegidos para hacer campaña contra el cambio climático en marzo pasado durante solo un día.