Seleccionar página

Un cerdito con lo que parecería la cara de un mono acaba de nacer en la provincia de Guizhou, China, el pasado 3 de diciembre.

El animalito de extraña apariencia nació en una camada de 15 lechones, ocho de los cuales sobrevivieron. Pero a diferencia de sus hermanos, el cerdito no puede alimentarse por sí mismo, por lo que su dueña se ve obligada a alimentarlo con biberón.

El pequeño cerdo parece tener dos agujeros en vez de nariz y una deformación en el hocico que deja su larga lengua por fuera. Sus dos ojos, de diferentes tamaños, también sobresalen de su cabeza, y están tan cerca uno del otro, que parecería que sus globos oculares están pegados.

Debido a la forma de su boca, el animal no puede alimentarse de su madre como sus otros hermanos.

La señora. Lin, su dueña y quien siembra verduras, ha estado alimentándolo día tras día con leche en biberón.

Lin, habitante del condado de Zhijin, en la provincia occidental china de Guizhou, dijo no haber visto nunca un cerdo así, y reconoció que al principio le asustaba, aunque ahora duerme con él.

Asimismo, señaló que habitantes de poblados aledaños se han acercado para conocer al pequeño cerdo y hasta han ofrecido generosas sumas por él, pero ella ha rechazado todas las ofertas.

Aunque no está claro aún si el cerdito sobrevivirá, su nacimiento ha provocado un intenso debate en China. Varias personas han culpado del hecho a la contaminación, mientras que otros señalan que su mutación se debe a los alimentos genéticamente modificados con que se alimenta al ganado. Tampoco han faltado los bromistas, que señalan que tal vez la mamá cerda pudo tener sus “asuntos” con un mono.