Seleccionar página

El código, que se coloca en las uñas de los ancianos, recoge información como dirección y teléfono de contacto.

japon-qr2

Un 25% de la población de Japón tiene más de 65 años. El país asiático es uno de los que más larga esperanza de vida tiene, y por eso pone en marcha medidas para ayudar a la tercera edad.

La última es un sistema para identificar a ancianos que se han perdido, sobre todo en casos como los de enfermos de Alzhéimer. Se trata de un código QR.

Son pequeñas calcomanías que se ponen en las uñas de los ancianos. Este código, escaneado, ofrece información como la dirección o un teléfono de contacto al cual dirigirse para encontrar a los familiares del anciano o anciana extraviado.

El proyecto ya está en período de pruebas y es gratuito.

Fuente: 20minutos