Seleccionar página

En Tucumán, Argentina, la familia de una joven de 19 años había sepultado el que creían su ataúd cuando recibieron una llamada de la morgue judicial: por un error, les entregaron el cadáver incorrecto, por lo que debieron desenterrarlo.

cadaver

Daiana Maldonado fue encontrada muerta el 5 de diciembre en San Miguel de Tucumán. La familia no pudo identificar el cuerpo, ya que la morgue adujo que se encontraba muy deteriorado, informó el periódico local La Gaceta.

“Nos llamaron para reconocerla pero nunca nos dejaron verla destapada. Cuando entramos estaba tirada en el piso, envuelta en bolsas. Nos pusieron de excusa que estaba muy mal físicamente y que ya no íbamos a poder identificarla”, dijo a ese periódico la tía de Daiana, Lorena Rodríguez.

Recibieron el ataúd cerrado e hicieron un velorio de cuatro horas. Los familiares enterraron a la joven fallecida en el Cementerio del Norte. Cuando volvieron a su domicilio, recibieron un llamado de la sede judicial. La familia Maldonado fue a la morgue, donde les notificaron que la persona a la que habían dado el último adiós no era su hija, sino un hombre de 70 años.

En declaraciones a La Gaceta, los familiares aseguran no haber recibido una explicación. Amigos y allegados a la víctima se acercaron al lugar para protestar. Según el diario tucumano, hubo un despliegue policial que reprimió al grupo de personas que reclamaban que el caso se esclareciera. “No les importaba que fueran mujeres, niños o que estuvieran con bebés. Nos pegaron a todos por igual”, dijo a La Gaceta una de las manifestantes. La Policía indicó que actuó en respuesta a las acciones de los familiares para parar el desorden.

Fuente: SputnikNews