Seleccionar página

Oceanógrafos hallaron cerca de las costas de California una misteriosa criatura, parecida a un juguete luminoso.

sea-blob

Según el artículo, publicado en la revista científica Marine Biodiversity Records, este animal es un appendicularia gigante (también conocido como larvacea), una clase de urocordados tan rara, que no había sido detectado desde 1900.

“Nuestro batiscafo alcanzó la superficie del agua trayendo consigo un vertebrado insólito que resultó estar vivo y absolutamente ileso. No nos dimos cuenta de haber encontrado al Bathochordaeus charon, una especie de apendiculario, descrito hace más de un siglo”, afirmó Robert Sherlock, experto del Instituto de Investigación de Monterey Bay, en California.

Los apendicularios se asemejan a los renacuajos pequeños cuyo tamaño alcanza apenas unos milímetros. Habitan en un tipo de conchas suaves, a través de las cuales reciben agua limpiándola del plancton.

En 1899, el biólogo marino alemán, Carl Chun, descubrió en las aguas del Atlántico un apendiculario gigante, cuya extraña apariencia le llevó a la conclusión de que el animal era un vertebrado de aguas profundas muy raro. Por esta razón el científico bautizó a la criatura Bathochordaeus charon, igual que el barquero de Hades de la mitología griega, Caronte, que se dedicaba a transportar las almas de los muertos a través del río subterráneo Estigia.

No obstante, ningún otro equipo de investigación logró encontrar ni un solo representante de esta especie durante todo el siglo XX. Además, algunos científicos indicaron que Chun debía haberse equivocado cuando describió su hallazgo. Por el momento, los científicos desconocen si Bathochordaeus charon habita tanto en el Pacífico, como en el Atlántico.

Fuente: SputnikNews