Seleccionar página

Una ciudad japonesa ha introducido un servicio automatizado de carritos de golf para transportar de manera gratuita a sus residentes de edad avanzada, con el cual intenta frenar el creciente número de accidentes de tráfico.

2016-12-07-18-20-17

El innovador servicio de transporte entró en operación en la ciudad de Wajima, en la prefectura de Ishikawa, en el oeste de Japón, que cuenta con una población de alrededor de 27 mil personas y casi la mitad de ellas tienen 65 años de edad o más.

Los accidentes causados por conductores de edad avanzada se han convertido en un problema social en Japón y se prevé que continúe en aumento debido al paulatino envejecimiento de la sociedad, por lo que el gobierno de Wajima buscó la manera de frenarlo.

Las autoridades locales están animando a los adultos mayores a mantenerse a salvo en la vía pública y subirse a los carritos de golf, que tienen cuatro plazas y viajan a una velocidad de entre 6 y 12 kilómetros por hora.

Estos vehículos, desarrollados por la corporación Yamaha Motor, viajan a lo largo de una ruta de tres kilómetros a través de Wajima, sobre una banda electromagnética enterrada en el camino, gracias a la cual de manera automática aceleran, frenan y se apagan.

El movimiento es controlado por un imán y un sensor incrustrado en la parte inferior del coche, al cual resulta más fácil para que lo aborden los adultos mayores en comparación con un autobús.

Los carritos llevan cortinas para reducir el viento y la lluvia, una placa de matrícula, espejos y otros equipos necesarios para circular por la vía pública, de acuerdo con un reporte del periódico japonés Asahi Shimbun.

Este servicio de transporte está disponible durante la mañana hasta el mediodía y reanuda operaciones por la tarde, todos los días de la semana, excepto los miércoles.

Las personas que utilicen este medio para trasladarse no tendrán que conducirlo, pero habrán de intervenir en caso de que el coche eléctrico necesite evitar un vehículo estacionado junto a su vía u otros obstáculos, según la ley de tránsito que rige su circulación

(ntx)