Seleccionar página

Cada mes de diciembre la prestigiosa publicación elige a quien considera ha sido la persona con mayor influencia en los acontecimientos de este año “para bien o para mal”. En esta ocasión, la revista ha elegido como personaje del año 2016 a Donald Trump, al que presenta como el presidente de los Estados divididos de América. 

person-year-trump

Para bien o para mal, ahí está el meollo del asunto. Según señala Time, los estadounidenses difieren profundamente entre los que consideran que el arribo de Trump a la Casa Blanca será algo bueno y los que opinan que ha sido lo peor que pudiera pasarle a los Estados Unidos.

Para los que están a favor del magnate, su victoria representa “una reprimenda a una clase gobernante atrincherada y arrogante”, y representa un cambio real en la política del país del norte, indica la revista; mientras que para sus detractores “su destrucción se extiende a las normas aclamadas de civilidad y discurso, con una política envenenada por corrientes de racismo, sexismo, nativismo” y solo tienen miedo, tanto de lo que él puede hacer, como de lo que algunos más pueden provocar en su nombre.

De hecho, Time reconoce que incluso una vez pasada la elección y habiendo resultado el ganador, 6 de cada 10 votantes estadounidenses entienden que el millonario no está capacitado para ser presidente. No obstante, indica Time, 2 de cada 3 votantes se preocuparon más sobre cuál de los dos candidatos (Hillary Clinton o Donald Trump) ofrecía un cambio real, y en ese rubro, Trump le llevaba tremenda delantera a su rival.

Para Time, el 2016 fue el año del ascenso de Trump, pero 2017 será el año en qué deberá demostrar qué tantas de sus afirmaciones de campaña eran ciertas y cuáles eran solo demagogia.

La segunda persona del año para la publicación es la rival de Trump, Hillary Clinton, quien según Time, será mejor recordada por lo que no hizo que por lo que logró. Complementan el ranking los hakers, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, los pioneros de la tecnología CRISPR y la cantante Beyoncé.